Sede 2.0

ENTREVISTA

Crack de barrio

Eliana Medina acaba de dar la vuelta olímpica con Las Santitas y ya suma 19 títulos en el club. "Merecíamos esto", dice la capitana. Conocé a una de las campeonas que lleva al Ciclón bien adentro.

Futsal Femenino
- VECES
COMPARTIDO
-
-
 

Acá, en la Ciudad Deportiva, las camisetas azulgranas brillan, se mueven solas de un lado para el otro. La noche las hace resaltar y, cada tanto, se confunden con las estrellas de un cielo encapotado. El aire es cálido y simula un abrazo. Arriba caen las luces tenues del salón San Martín. Abajo llueven pelotas de todos los deportes: handball, vóley, fútbol... Eli se levanta de su asiento y las devuelve a sus dueños, no mira en ningún momento el balón: ya sabe donde está. El pase es corto, de rastrón, y acompaña el movimiento con el cuerpo. Los cracks son así, fáciles de distinguir. Entonces Eliana Medina retoma la charla, regresa para explicar dónde estaban sus pensamientos hace sólo un instante: "¿Sabés qué lindo es hacerle un gol a mi viejo?".

Eliana Medina se siente cómoda en San Lorenzo, juega al Fútbol y al Futsal. Pero algo la puede, es más fuerte que ella: los partidos con su familia cuando viaja a Marcos Juárez, en Córdoba, su ciudad natal. Su papá ataja, y atesora cada gol en lo más profundo de su retina: "En las vacaciones siempre aprovecho para volver a mi casa y nunca faltan los partidos, los grandes contra los chicos. Se arman partidazos, para mí hacerle un gol a mi papá es lo más grande que hay. Pero ojo, porque hacerle un gol a Boca viene ahí nomás. Tengo un hermano que juega muy bien, es zurdo, enganche y crack. Podría haber llegado, pero no se lo propuso nunca" dice la capitana de Las Santitas tanto en fútbol tradicional como en parquet.

En Futsal acaba de ser campeona, se colgó su medalla Nº 19 desde que está en el club. Sí, vivió todos los títulos. Sin embargo le esquiva a las cámaras, a las luces y a las declaraciones. Lo festeja a un costado con tres o cuatro amigas que la vinieron a alentar. Tiene una sonrisa de oreja a oreja: "Estoy feliz, merecíamos el título, por todo lo que la luchamos, por dejar todo en cada entrenamiento y por ser un equipo que juega bien. La primera final nos fuimos con bronca, con una sensación amarga, pero decidimos dar vuelta esto. Y así fue: igualamos la serie haciendo un partidazo. Y lo definimos por penales", explica Medina, a quien le tocó patear el último penal, con el que le dio el título a San Lorenzo. "Fue increíble, no lo quería patear. Pero mis compañeras me lo pidieron y acepté. No miré el arco hasta último momento, porque si no se te hace chiquito. Puse la pelota en el punto penal, levanté la cabeza y fuerte al palo izquierdo", relata.

En el brazo le aprieta la cinta de capitana, pero es mucho más que un accesorio: "Creo que somos un conjunto de jugadoras jóvenes, con mucho futuro y otras grandes, experimentadas. Yo me siento así, una especie de referente para este plantel y eso me trae muchas responsabilidades. Adentro de la cancha, muchas veces tenés que darles algunas palabras a tus compañeras, porque así lo necesitan. Y afuera, me siento en el rol de dar una mano. Ayudar a las más chicas y encontrar algunas soluciones a problemas de la vida cotidiana". Además, Eliana trabaja en la sede de Avenida de Mayo, donde le llueven las felicitaciones de sus compañeros, y vive en la pensión que está ubicada en la Ciudad Deportiva, junto a otras chicas de su disciplina. Por eso dice que San Lorenzo es su casa.

"Mis papás me ayudaron en la decisión de mudarme a Buenos Aires, jugué dos años en Independiente y vine a San Lorenzo recomendada por el técnico. Gané dos títulos en campo y los 19 de Futsal, viví todo y cumplí el sueño de las chicas que vienen del Interior. Es difícil no analizar el retiro, pero me siento realizada. Gané torneos, jugué en la Selección, disputé un Mundial. Estoy feliz, el fútbol me dio mucho, y me quedaré acá en el Ciclón hasta que no tenga más para dar", cierra.

Eliana Medina. Otra vez, otro título. Otro fin de año con una Copa para brindar. Ya es una costumbre.

Después volverá a citarse en la Ciudad Deportiva, donde dirá que realmente es su casa y que le gusta cocinar, porque la ayuda a desconectarse un poco del mundo del fútbol. Hablará de la familia, de la vez que jugó el Mundial y de cuando le hizo el gol a la UAI Urquiza que le dio un título al fútbol de césped. Contará, también, que su torneo favorito es el que está por venir: el próximo, porque siempre sueña con uno más. Demostrará que de fútbol sabe en serio: pasará desde Mercier hasta el Pipi Romagnoli y su hermano del medio. Bromeará con un "estoy mareada de tantas vueltas", riéndose tímidamente. Y brillará, como aquellas camisetas azulgrana que en Ciudad Deportiva relucen como estrellas.

Más noticias en Futsal Femenino

FUTSAL FEMENINO
TORNEO DE AFA - POSTERGADO FECHA 12

Las Santitas son un Ciclón

FUTSAL FEMENINO
TORNEO DE AFA - FECHA 12

¡En CuatriCiclón!

FUTSAL FEMENINO
TORNEO DE AFA - FECHA 11

Decí 33

FUTSAL FEMENINO
TORNEO AFA - FECHA 10

Santa costumbre